Foto: Archivo Semana. Hay carteras colectivas de todo tipo. Usted podrá escoger una de acuerdo con su rentabilidad esperado, horizonte de inversión y perfil de riesgo.En este momento tal vez valga la pena arriesgarse, apostándole al proceso de recuperación. Las carteras colectivas son la opción para los que no saben del mercado. La finca raíz y los commodities son las más atractivas. Expertos opinan.
Son muchos los colombianos que no saben cómo invertir sus ahorros. ¿Qué hacer con esos excedentes de liquidez? No hay una fórmula mágica. Las inversiones no se comportan igual. Una alternativa muy rentable el año pasado puede que hoy no lo sea. Por eso, en todos los casos al tomar un decisión hay qué examinar el escenario actual, así como las expectativas de retorno y los riesgos de cada una de las opciones. Expertos en inversión, analizan para Finanzaspersonales.com.co qué tan atractivas son las alternativas disponibles hoy en el mercado.

Carteras colectivas, para los que no saben de mercado

Al momento de invertir su dinero, lo primero que hay que hacer es identificar qué tanto sabe usted del mercado. Si no sabe mucho es mejor que un experto lo asesore. Es clave que las decisiones de inversión las tomen personas que realmente sepan. Las carteras colectivas son una buena alternativa.

El inversionista no tendrá que preocuparse por la evolución del mercado, pues sus recursos estarán en un fondo administrado por expertos. Hay carteras colectivas de todo tipo. Las personas podrán escoger una cartera de acuerdo con sus expectativas de rentabilidad, horizonte de inversión y perfil de riesgo. Para saber cuál es su perfil, responda a la pregunta: cuánto está dispuesto a perder. Si su dinero es el ahorro para la educación de sus hijos probablemente su perfil sea conservador.

Los conservadores podrán invertir en carteras colectivas en títulos de renta fija que aunque no manejan altos rendimientos, si son una inversión segura. El sacrificio en rentabilidad en estos momentos es alto. No olvide que en todo el mundo, las tasas de interés están en niveles históricamente bajos, dice Julián Cárdenas, gerente de investigaciones económicas de Corredores Asociados. La tasa de la Reserva Federal de los Estados Unidos está en cero.

Los que prefieran asumir un riesgo moderado puede optar por carteras que invierten en acciones o bonos corporativos. La opción para los más arriesgados es el mercado inmobiliario, las facturas o cuentas por cobrar y los distintos fondos de capital privado. Los expertos coinciden en que para las personas que no tienen grandes excesos de liquidez y no saben de mercado, las carteras son la mejor manera para maximizar sus ahorros. Además, se pueden escoger distintas carteras para diversificar su portafolio.

Acciones, una inversión que hay que analizar con cuidado

Es muy posible que las acciones se mantengan volátiles. Así que al comprar acciones es importante analizar con cuidado los indicadores de las empresas y su nicho de mercado para escoger aquellas con buenas expectativas de crecimiento.

Las acciones colombianas recomendadas por Corredores Asociados son las del Éxito, Cemargos y Pacific Rubiales, cuyo precio se encuentra por debajo del precio objetivo establecido por la Comisionista. Interbolsa también incluye en su lista a Tablemac, por su alto potencial de valorización.

Después de la crisis, también se pueden mirar las inversiones en activos denominados en dólares en los sectores de tecnología, industria y energía, dice Cárdenas. Estos sectores jugarán un papel importante en la reactivación económica, pues la demanda por estos productos crece en la medida que el consumo despega.

Divisas, una oportunidad en monedas de países como Canadá, Noruega o Australia

José Fernando Restrepo de Interbolsa no le apostaría en el mediano plazo al dólar. Las proyecciones indican que el boom petrolero que está viviendo el país hará que lleguen muchos dólares al mercado, haciendo que el peso colombiano continúe revaluado. La divisa estadounidense se mantendrá entre $1.800 y $1.900, por los menos hasta que entre en vigencia la Regla Fiscal, dice Restrepo.

El mercado de divisas es altamente especulativo, así que este negocio tampoco es para los que no saben mucho del mercado.

Las monedas de países que están jugando un papel importante en la recuperación económica son una buena inversión. La demanda de insumo de países como Australia, Noruega o Canadá hará que sus monedas se revalúen en el mediano plazo. La economía canadiense, por ejemplo, se ha mantenido sólida a pesar incluso de la crisis estadounidense de 2008.

Los que quieran invertir en divisas pueden hacerlo a través de la compra directa de las monedas o de fondos. Los Exchange Trade Funds (ETF) pueden replicar el comportamiento de un grupo de las monedas. Si éstas se revalúan, los inversionistas ganan y si se devalúan, pierden.

Renta fija, mejor estar líquido esperando nuevas oportunidades

Estar líquido en este momento puede ser una buena alternativa, dice Restrepo. Es probable que en los próximos meses el Banco de la República comience a subir las tasas de interés y cuando esto ocurra, las personas que invirtieron en renta fija podrán perder la oportunidad de reinvertir sus ahorros a tasas más altas. Tal vez una opción sea invertir en renta fija a corto plazo y estar buscando oportunidades.

Los TES están ofreciendo una rentabilidad mayor que la que dan otros títulos como los CDT. Sin embargo, hay que ser cauteloso con esta inversión, pues no hay esxpectativas de una mayor rentabilidad en los próximos meses. El precio de los TES se mantendrá estable o se ubique un poco por arriba de los niveles actuales, dice Restrepo. Aunque en estos últimos días, los TES del 2020, por ejemplo, cayeron como consecuencia del anuncio del proyecto de regla fiscal y la mejora de la perspectiva de la deuda colombiana hecha por Standard Poor’s, no hay un ‘driver’ claro para que los precios sigan bajando.

Vale la pena tener en cuenta que aunque el posible grado de inversión provocó una volatilidad positiva en el corto plazo, las expectativas optimistas no se mantendrán por mucho tiempo porque el cambio de calificación es un proceso que requiere tiempo. El país tiene que hacer las reformas que se necesitan. “Hay que hacer las tareas primero para pasar el año”, dice Restrepo. Las entidades financieras ahora ofrecen carteras colectivas que invierten en TES para los pequeños inversionistas que quieren hacer inversiones no tan riesgosas.

Commodities, la apuesta a la subida de los precios de las materias primas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de modificar las estimaciones de crecimiento al alza. La recuperación económica estimula la demanda agregada mundial y con ello, los precios de los bienes básicos aumentan.

Cárdenas afirma que la economía global todavía está funcionando a media máquina y el consumo en muchos países va a seguir creciendo, sobre todo en los emergentes. Así que otra inversión es en commodities, materias primas cuyo precio se mueve en el mercado todos los días. El oro por ejemplo, ha experimentado una valorización interesante. Los ciudadanos del común pueden acceder fácilmente a este tipo de inversiones.

En el mercado internacional están los fondos ETF que replican el comportamiento de los precios de productos agrícolas, petróleo, oro, gas natural, entre otros. En Colombia, la Bolsa Mercantil negocia commodities locales.

Finca raíz, una inversión segura en las condiciones actuales

Las tasas de interés de los créditos hipotecarios están en niveles históricamente bajos. Ya hay entidades financieras que ofrecen tasas del uno por ciento mensual, para créditos con cuota fija en pesos a un plazo hasta de 15 años. Además, las expectativas de valorización de los precios de la vivienda son altas. Para Francisco Pombo, avaluador y miembro de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá se puede esperar “una valorización de la finca raíz entre el 8% y el 10% al año, porcentajes muy por encima de la inflación proyectada”.

Por su parte, los cánones de arriendo de vivienda están por encima de lo que rinden las inversiones del mercado. Los arriendos se encuentran entre el 0,6% y el 0,75% del valor de la vivienda. La tasa mensual del 0,75% de un arriendo, equivale a 9,4% E.A., la cual es superior a lo que bancos pagan por un CDT. Las oportunidades de negocio están no solo en vivienda, sino también en bodegas, hoteles, locales y oficinas.

Los que no quieren invertir directamente pueden hacerlo a través de los títulos o derechos inmobiliarios. Hay carteras colectivas especializadas en ese tipo de inversiones, que lo que hacen es administrar la compra, desarrollo, administración y venta de propiedades de finca raíz. La rentabilidad está asociada con el flujo de caja que se obtenga de los arriendos, así como las perspectivas de valorización.

fuente