Soyentrepreneur.com

Técnicamente, la instalación de una lavandería no es un proceso complicado ni costoso. Un ejemplo podria ser seis lavadoras con capacidad de cinco kilos cada una y con tragafichas, una lavadora más grande para lavar edredones, cortinas, colchas y cobertores, con capacidad de 12 kilos, y dos secadoras operadas con gas para 14 kilos. El equipo tiene un costo que se ubica entre los $80,000 pesos y $100,000 pesos (entre US$ 8,000 y US$ 10,000).

Sin embargo, hay quienes deciden iniciar únicamente con una lavadora y una secadora.

Una empresa de mayor dimensión requeriría mayor número de máquinas, una camioneta para entrega de ropa, equipo de cómputo, una sumadora, teléfono, tinas de plástico y carros, los que podría elevar la inversión a alrededor de US$ 40,000.

Si bien el capital no es un obstáculo de grandes proporciones, el emprendedor interesado en iniciar un negocio de lavanderías debe hacer acopio de mucha paciencia y estar dispuesto a invertir mucho tiempo para cumplir con los trámites legales.

Esta es para muchos la verdadera inversión para instalar una lavandería, pero una vez que se ha cumplido con ello, y si antes no se han satisfecho las demandas de simplificación del sector empresarial, el emprendedor puede concentrarse completamente en el crecimiento de su negocio. El margen de utilidad de una empresa de este tipo oscila entre 25 y 30 por ciento; y aunque la recuperación de la inversión depende de muchas variables, es factible lograrla en cuatro años.

fuente

http://www.lavadorasysecadoras.com/asesoria-lavanderias.html